De A Coruña a Viveiro

Hoy comenzamos el día con un gran desayuno para coger fuerzas y empezar nuestro recorrido

Que nos llevará hasta Viveiro.

Nuestra primera parada era el pueblo Mera, muy cerca de A Coruña, de allí nos dirigimos hacia Ruta del Seixo Branco, la ruta discurre por  el Monumento Natural Costa Dexo-Serantes en el Golfo Artabro y fue declarado en el año 2000 Monumento Natural y es un espacio natural protegido por la Xunta de Galicia.

La zona del Seixo Branco es un espacio natural enorme, lleno de vistas al mar, es una zona ideal para pasear y preciosos acantilados.
Seixo Branco

Seixo Branco

Es una ruta fácil para caminar y al llegar allí las vistas son impresionantes después del paseo y las respectivas fotos, nos dirigimos hacia Betanzos, pero decidimos hacerlo por la carretera de costa que los paisajes son más bonitos.

Betanzos tiene un casco histórico de los mejor conservador de Galicia, según nos dijo la chica de la Oficina de turismo.

Iglesia de Betanzos

Iglesia de Betanzos

También nos  encontramos con una grata sorpresa, celebraban la semana del pincho, por los bares de la ciudad.

Decidimos recorrer un pocos sus calles y ver las antiguas puertas de la muralla de la ciudad, para después continuar con un recorrido por sus bares y disfrutar de la gastronómica de Betanzos.

Empezamos nuestro recorrido gastronómico por la Taberna 1931 es un bar muy pequeño pero el pincho que tenían para el concurso estaba espectacular, Takoyaki (buñuelos de pulpo), tenía vida propia.

Buñuelos de Pulpo

Buñuelos de Pulpo

Después de tomar allí nuestro primer pincho y entablar una conversación con los lugareños, los gallegos son personas muy agradables que siempre están dispuesto ayudarte, nos recomendaron varios sitios para seguir disfrutando de los pinchos.

Nos dirigimos hacia Restaurante Casanova, aquí el pincho era Lambetada de Bacalo y pistacho  que estaba espectacular.

Lambetada de Bacalado

Lambetada de Bacalao

Después continuamos con otro que no recuerdo el nombre o mejor no recordarlo, porque el pincho   dejaba mucho que desear.

Nos quedaríamos aquí todo el día, pero teníamos que continuar con nuestra ruta.

La siguiente para prevista era Cedeira, pero viendo la hora y que es invierno y anochece muy temprano decidimos saltarla para llegar a San Andrés de Teixido, que según cuentan la leyenda si no vas de vivo vas de muerto, y nosotros decidimos ir de vivos.

Es un pueblo que cuenta con 49 habitantes y la estructura del pueblo son las casas blancas concuñada con las piedras. Puedes visitar la iglesia, dar un paseo por sus calles y ver el paisaje que es muy bonito la combinación de mar y montaña.

Iglesia de San Andres de Teixido

Iglesia de San Andres de Teixido

Aquí en san Andrés puedes degustar unos percebes buenísimos y baratos, nosotros lo hicimos en el bar OS DE TEIXEDELO , la chica nos lo coció en el momento estaban cogidos de por la mañana según nos dijo, no sé si era así pero estaban riquísimos.

Seguimos el viaje hasta al mirador natural de Vixía de Herbeira, ya en el límite con el municipio de Cariño, un acantilado de 612 metros de caída vertical sobre el Atlántico.

Atardecer desde Herberia

Atardecer desde Herberia

Como ya se no hizo de noche, esto de ser otoño es lo que tiene que anoche muy pronto, no pudimos hacer las paradas que teníamos previstas para ese día, que era ver el banco más bonito del mundo y ver el cabo de estaca de bares.

Hicimos nuestro viaje directo hasta Viveiro que es donde teníamos reservado el hotel para esa noche, este estaba a unos 3km del centro cerca de la playa, el nombre del hotel es thalasso Cantábrico las sirenas, tiene aguas termales y spa, pero nosotros solo disfrutamos de la habitación y el desayuno que era muy variado.

Después de dejar las maletas en la habitación, nos dirigimos hacia Viveiro para dar un paseo por sus calles,  tiene un importante patrimonio artístico y gastronómico.

Después de recorrer sus calles decidimos tomar  algo antes de cenar, pero como nos gustó lo que pedimos ya nos quedamos, paramos en la Quinta Asador Criollo, donde pedimos otra de las formas de hacer el pulpo, y es el pulpo a la brasa, que estaba espectacular. Terminamos de cenar y seguimos dando un paseo para bajar un poco la cena, y marcharnos a descansar para al día siguiente continuar con nuestro viaje.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s